top of page

AYER AMARGO: Una charla sobre cine psicológico puertorriqueño


Por ROBERTO RAMOS-PEREACENTENARIO HOMENAJE AL MAESTRO AMÍLCAR TIRADO

ICPR-IATR-SAM

26 de abril de 2023

 

Cuando pensé el título de esta breve charla no pensé abrir una caja de Pandora en mis estudios sobre la sociología del cine puertorriqueño porque definir el cine psicológico no es materia de 15 o 20 minutos. Y tratar de repetir la misma hazaña con la aplicación de criterios sobre lo que es “cine puertorriqueño” y cómo lo vemos en términos de la psicología, nos tomaría largas horas discutir, disentir y no agotaríamos el tema. Para esta breve presentación apuntaré simplemente un aspecto psicológico y uno sociológico.

 

Empecemos por este último: LA RELACION DE AYER AMARGO con la sociedad y el tiempo que la produjo. ¿Por qué existe la película AYER AMARGO? ¿De dónde sale y cuál fuela intención de hacerla? ¿Cómo se hizo? ¿Se logró lo que esperaba de ella? ¿Cuál fue la recepción? ¿Qué clase de película fue? ¿Qué convenciones fracturó, sostuvo o innovó?

 

Para esto necesitamos urgentemente convocar algo de la historia social de nuestro cine en los orígenes de la llamada “Época de Oro” del largometraje de ficción, es decir desde 1958con el comienzo del rodaje de MARUJA, hasta MAS ALLA DEL CAPITOLIO, única película de la Cooperativa de Artes Cinematográficas, dirigida por Amílcar Tirado rodada en el verano de 1962 y estrenada en 1963.

 

De PROBO films –(PROBO viene de Pro Borinquen)-, compañía filmográfica independiente fundada el 28 de mayo de 1957 sabemos que a su cabeza creativa y gerencial están los nombres del actor Axel Anderson, del actor y poeta VíctorArrillaga y el empresario de cine y teatro puertorriqueño, Jerónimo Mitchell Meléndez (1917-1984). El primer proyecto de Probo films fue la muy conocida película MARUJA, protagonizada por la actriz puertorriqueña más reconocida y no menos talentosa, la portentosamente bella Marta Romero.MARUJA comenzó a filmarse con gran entusiasmo en septiembre de 1957 bajo dirección de Oscar Orzabal Quintana, a un costo presupuestado de $81,000. Las pocas acciones de PROBO sufragaron parte de los gastos y para que pudierancomenzar a desarrollar su solvencia Fomento accedió a un préstamo de $20,000 para completar los ingresos del proyecto. Como todos sabemos, MARUJA fue el estallido de lo que sería el nuevo cine puertorriqueño mal llamado “comercial”. Pero las cosas para PROBO no se aspectaban bien. Según sus estados de cuentas, MARUJA recaudó $195,000 lo que es un éxito incuestionable, pero el pago de los altos porcentajes de los contratos leoninos de distribución de la Columbia Pictures, asesinaron el éxito. Tras el pago de las deudas contraídas, la ganancia real de la película fue de $11,000.  Las culpas del fracaso económico empezaron a repartirse con una buena cargade reyertas, reclamos y fuertes y agresivas discusiones entre Víctor Arrillaga y Axel Anderson contra el productor Jerónimo Mitchell al punto en que este último decide retirarse de PROBO, no sin antes exigir que sus acciones fueran pagadas en su totalidad, y estas sumaron casi $9,000.

 

​Este rompimiento fue oculto por la prensa -aunque luego fuera confesado por el Director de Maruja. Lo que pasaría con PROBO y sus consecuentes fracasos y endeudamientos, es materia de más amplios estudios, así que nos concentraremos en la figura de Jerónimo Mitchell quien sale de PROBO con $9,000 dólares para financiar su nuevo proyecto que comenzaría a filmarse al mismo tiempo que el nuevo proyecto de PROBO, titulado EL OTRO CAMINO.

 

“¡Ahora todo el mundo quiere filmar películas en Puerto Rico!” gritó el comentarista Enver Azizi cuando se anunció el próximo rodaje de AYER AMARGO. En esa época era por todos conocido que la astucia y sagacidad empresarial de Mitchell podía fácilmente identificarse como codicia, pues no vivía el romanticismo nacionalista y socialista que PROBOmanifestará meses más tarde.

 

Mitchel, con los fondos semilla del proyecto, y con un contrato de subsidio y distribución de la Columbia Pictures en la que tenía conocidos, inicia la producción, -sin socios, pero con un inversionista desconocido-, bajo el nombre corporativo de Mitchell Productions.

La película se llamará AYER AMARGO y la decisión de contratar a Amílcar Tirado y a Marta Romero debe haber motivado el sacrificio de algunas partidas de producción, siendo la primera de ellas, el guión. Ya Mitchell se consideraba un “escritor”, y por ello suple el argumento de MARUJA. En este momento, PROBO pagaba $13,000 dólares por un guiónoriginal; un porciento considerable del presupuesto y como PROBO era el rasero con que se midió la industria comercial en estos años, Mitchell se dijo a sí mismo: “me los ahorro”. Pero tenía que asegurar primero los salarios de Amílcar y Marta y el de un actor puertorriqueño acusado de vanidoso y engreído que“había abandonado temporalmente” su exitosa vida de cine en México, para colaborar con el cine puertorriqueño, pues manifestó que AYER AMARGO sería la mejor película que se haya filmado aquí. Este actor se llamó Arturo Correa, el galán puertorriqueño del cine mexicano, quien le envió un guiño desdeñoso a la gente de PROBO que en ese instante estaba luchando por convencer a Fomento de que le prestaran $30,000 para filmar EL OTRO CAMINO y no se les estaba haciendo fácil.   

 

Para Mitchell la imagen de su compañía productora era la que le garantizaría nuevos tratos con la Columbia y la comunidad latina de NY. Pero Mitchell sabía que la discusión pública de su pelea con PROBO podía arruinar los mutuosplanes de expansión y hasta la imagen crediticia de ambas compañías. Por eso no veremos alusiones directas a este sonoro conflicto en la prensa. Sin embargo, en algún tipo de contubernio no escrito Mitchell consideró que la presencia de Correa le garantizaba una amplia distribución en el atestado cine mexicano. Lo que Mitchell quizá también sabía, era que Luis Muñoz Marín estaba considerando una propuesta de Mario Moreno Cantinflas, su amigo personal, para mudar sus estudios a Puerto Rico, lo que daría un serio impulso a la industria local y era obvio que tanto Mitchell como Correa querían un pedazo de este pastel. Correa se mantuvo durante toda su estancia en Puerto Rico entonces, en una continua promoción de su persona y de sus triunfos mexicanos en la que incidentalmente hablaba de AYER AMARGO. En estas entrevistas, sus riñas personales con Axel Anderson salieron a flote varias veces.

Por lo que se hacía obvio que el rompimiento entre Mitchell y Anderson y Arrillaga habría motivado la creación de dos sectores o grupos de producción, que, si bien tenían el fin común de desarrollar un cine nacional, tenían intenciones variadas. Para reafirmarse en su interés comercial, Mitchell necesitaba al mejor director del momento, que, sin embargo, no había realizado, como director, ninguna película comercial hasta ese instante. Aunque eran claras sus destrezas adquiridas en la DIVEDCO,fue quizá por su trabajo como asistente de producción no acreditado en el éxito comercial THE NUN STORY, dirigida por Fred Zinneman en 1959, el que debe haber atraído la atención del empresario Mitchell.  

 

Amílcar y Mitchell deben haberse conocido por los lazoscomunes entre los laborantes de la DIVEDCO y PROBO. Y este lazo fue Luis Maysonet, quien viene de la DIVEDCO y será un activo recurso de PROBO Films. Amílcar ya caminaba sin ostentación con la buena fama que había conquistado en la DIVEDCO. Mitchell debe haber conocido de primera mano los triunfos de Amílcar y aunque el cine en que Amílcar destacó estaba muy lejos de lo que él pretendía, sin pensarlo le contrata por un aproximado salarial de 2,500 dólares delegando en él todas las decisiones. Amílcar se llevaría consigo algunos de sus colaboradores de la DIVEDCO como al guionista Oscar Antonio Torres, a Héctor Moll y varios más, delegando la dirección de la fotografía en el reconocido cameraman mexicano AgustínMartínez Solares. En este crew se consolidaron múltiples estilos de trabajo y variadas percepciones de lo que debía ser el cine nacional. Como siempre, Amílcar se reservaría para sí su propia edición.

 

Entremos entonces el aspecto psicológico que quiero apuntar y volveremos a esto al final.

El pueblo de San Germán es el escenario de la película y de entrada nos topamos con un drama realista influenciado por la muy conocida obra teatral española que trata sobre la infertilidad femenina: YERMA de Federico García Lorca. Y desde las primeras escenas de exposición del asunto, ya vamos sintiendo la molestia de algo inevitable entre esta pareja de esposos donde ella ansía ferverosamente tener un hijo, y él vive la angustia de no poder hacer nada para hacerla feliz. Incluso resalta el atribulado interior de las actuaciones, al ser captadas en escenas donde la cámara está muy quieta, y los actores como enajenados de sus dolores se hablan como autómatas sin mirarse a los ojos. Amílcar debe haber sentido que lo inevitable de los sucesos lleva a la parálisis del pensamiento y luego a los espacios de defensa contra todo lo nuevo o desconocido. La autodefensa se convierte en una trinchera. Y es el plano en extremo cerrado o close up el encargado de transportarnos a ese mundo interior.

 

Cuando el personaje de Correa llega a la casa con el pequeño hijo que él tuvo de una Mujer con la que sostuvo un romance pasajero, el esperanzador mundo de Juana comienza a derrumbarse. Las tomas de su hermosísimo rostro, pausadas, internas, terriblemente solas, abren la puerta para darnos a conocer la íntima tragedia de la infertilidad que los destroza. Amílcar se ocupa de que no se juzguen las actuaciones de Martacomo melodramáticas o cursis, o como se dijo en la prensa de farándula, que Marta no hiciera galas de su caminar “marilynmonorroneado” como había sido criticada por MARUJA.

 

La dirección de Amílcar exigió mucho del instinto de la actriz que era Marta, no del ídolo sensual donde queríaencajársele desde MARUJA y sus proyectos televisivos. Lacámara de Amílcar penetró sin protocolos en la mente de una mujer atormentada, seca, doliente. Bástenos mencionar la escena donde ella, que cautelosamente llevaba cuentas de sus días de ovulación, se destroza con la llegada de la menstruación quetrasciende sus dolores físicos, en una escena de locura emocional muy apreciable y poderosa. De la misma forma, la escena de la consulta espiritista, de un realismo impresionante en unión a la actuación de Delia Esther Quiñones y sobre todo, su manejo de las transiciones a las que sin remedio debe enfrentar para su propia redención. La escena de espiritismo fue terriblemente reseñada por el Maestro Enrique Laguerre, un abierto librepensador entonces, que la calificó de “costumbrista” y “vulgar” a tan importante escena.

 

Para ello Amílcar se vale de una cámara muy cercana, que se pasea lenta como los deseos insatisfechos, en una panorámica del alma que sobrecoge. No será la primera actuación de Marta Romero ni la más llamativa, pero si podemos asegurar que fue una de las más internas e intensas donde las consecuencias sicológicas de la esterilidad femenina mueven a la compasión y a la solidaridad.

 

El trabajo con la psicología de los niños en AYER AMARGO, es de una singularidad que alcanza lo sublime. Las escenas con los niños actores, desde la ingenuidad del niño Víctor Manuel Hernández (quien luego se destacará como un excelente niño actor), la picardía de Raulito Carbonell y Julia Margarita Fabián, son atrapadas con gran inocencia y realismo, como si Amílcar, quien ya tenía amplia experiencia con los niños de LOS PELOTEROS, tuviese muy claro los laberintos instintivos de los niños.

 

Si por años, desde la década del 30 en América Latina y Europa se le llamó “cine psicológico” a aquel cine que destacaba las flaquezas humanas y sus distorsiones como motivos dramáticos, y que encontrará su cumbre en la obra de Alfred Hitchcock, Amílcar Tirado, como buen discípulo, desarrolló su estilo propio a la sombra de nuestras idiosincrasias. Amílcar conoce los dobleces puertorriqueños, lo sonoro de sus garatas vecinales, la curiosidad de los niños, la hipocresía religiosa, al punto de convertir un sencillo guión cursi de Mitchell en una película que posee amplísimas posibilidades de discusión. Enresumen, es Amílcar quien salva esta historia del pozo de locomún.

 

Dificultades fueron muchas. La película se filmó en unas dos semanas, pero las malas relaciones entre Marta Romero y Arturo Correa no ayudaron a la película durante su rodaje. Cuentan las malas lenguas que Correa hizo a Romero varios avances afectivos no solicitados, que ella protestó ante la producción. Incluso se cuenta de una pelea a gritos en el set entre ambos cuando éste en su arrogancia pretendía decirle a Marta “cómo se debían actuar” ciertas escenas. No tenemos idea de cómo Amílcar pudo lidiar con esto, pero ciertamente nada de eso se traduce en la pantalla.  

 

Creemos que Amílcar inicia esta conocida tendencia psicologista en nuestro cine, que le dará el pie para su trabajo sicológico supremo en MAS ALLA DEL CAPITOLIO. Así, cada película que filmaba Amílcar será una escuela o un ensayo para la siguiente.

 

La llamada “super producción puertorriqueña” AYER AMARGO, estrena el 21 de junio de 1960 en el Teatro Matienzo a sala llena y con la presencia de la plana mayor del Partido Popular del que Correa era devoto, y de una amplia presencia de los maestros del teatro, la literatura y el Cine Nacional. La recepción por parte de este sector fue muy positiva hacia la película. Los comentarios hablan de la excelente actuación de Marta y la dirección de Amílcar. Poco se celebra a Correa y superlativamente honrados quedan los tres niños héroes de las películas. Esta fascinación por los niños actores nos llega por el cine español y el mexicano, en el que se celebra con gran pompa las ocurrencias de niños inocentes y simpáticos que funcionan como relevos de comicidad.

 

Sin embargo, los fanáticos de MARUJA no se quedaron callados y las comparaciones se hicieron inevitables dejando claro cuáles debían ser los criterios para considerar un “cine puertorriqueño” de “calidad”. Pero a esa calidad se le estaban imponiendo criterios de valoración de las industrias de cine de EU y de México. Por ello, en esta etapa de nuestro cine, la dependencia de personal extranjero en los equipos técnicos y más tarde en los primeros cinco créditos actorales, será un criterio impuesto a las películas puertorriqueñas para garantizar su distribución. AYER AMARGO solo ostentará un extranjero en su equipo: el director de fotografía, mientras que sus películas contemporáneas como MARUJA, EL OTRO CAMINO y MAS ALLA DEL CAPITOLIO tendrán que sostener al personal técnico extranjero a como dé lugar si sostenían la ambición de distribución exigida por la Columbia.

 

Un cierto reseñista de farándula comentaba que AYER AMARGO no había aportado nada a la industria, que no podía compararse al éxito de MARUJA y que el verdadero éxito se mide por la taquilla. Lo cierto es que AYER AMARGO solo soporta dos semanas en el circuito de cines de Ramos Cobián, limitándose a San Juan, Ponce y Mayagüez. Ya Ramos Cobiánpara esas fechas, veía su imperio de cines sucumbir, y estabamuy cerca el anuncio del cierre de más de siete salas alrededor de la Isla, porque según Cobián, el cine “ya no estaba dejando dinero”. La película fue un rotundo fracaso económico. Y una vez pagadas sus deudas, Mitchell empaca sus maletas y se marcha a Nueva York con otro Proyecto de la Columbia, que esta vez copiará del cine mexicano, un proyecto sobre “la mujer perdida y luego redimida” con la película LA VENDEDORA DE AMOR protagonizada por la puertorriqueña Gilda Mirós en 1964, con argumento, producción y dirección del propio Mitchell con una avalancha de lo que hoy pudiéramos considerar talento “latino”, es decir, de actores y personal de numerosas procedencias que hacía vida en Nueva York. Y este tema, explotado hasta la saciedad por el cine mexicano, se puertorriqueñizaba en la atormentada vida y la sufrida actuación de actriz Mirós.

 

Los temas manidos del cine mexicano no le abandonarán nunca ni como guionista ni como productor, y encontrará su clímax en una de sus dos mejores películas posteriores: AMOR PERDÓNAME de 1967. Pero no volverá sobre los pasos del cine puertorriqueño que en ese momento se encontraba en plena revalorización tras AYER AMARGO y el fracaso de la segunda producción de PROBO, EL OTRO CAMINO y la primera de la COOPERATIVA, MÁS ALLÁ DEL CAPITOLIO, donde Amílcar se refugiará y podrá expresar lo máximo de su talento como Director.  

 

Una pequeña seña podrá darnos idea del fracaso de Mitchell con AYER AMARGO. Parece ser que varias de las copias de 16 mm de la película no fueron recogidas de los teatros. El proyeccionista del Teatro Yágüez en ese entonces guardaba los rollos de las películas que la Columbia no recogía o los productores no procuraban. Sépase que el costo de cada copia de la cualquier película alcanzaba varios cientos, por lo que dejarlas abandonadas en los cines era una pérdida. La copia de AYER AMARGO exhibida en el Teatro San José de Mayagüez, a finales de los años 60, nunca fue recogida. Y de AYER AMARGO no se volvió a saber por más de 40 años.

 

En el año 2000, el que esto les habla, lanzó una circular a todas las filmotecas de este lado del mundo en busca de nuestro cine perdido, y la lista la encabezaba AYER AMARGO. Cuál no sería mi sorpresa al ver que la lista que había sido publicada por la prensa local, había llegado a manos del proyeccionista que mantenía en su marquesina algunas de aquellas películasabandonadas. Este caballero viajo de Mayagüez a San Juan, puesto que sabía de mi por ser yo mayagüezano también. Se presentó ante mi oficina cuando yo laboraba para el Ateneo y con dos rollos de una película de 16mmm, y me dijo muy sonriente: “yo creo que usted está buscando esto”. El susto fue enorme, pero disimulé y abrí una de las latas y palpé su condición: que el celuloide no estuviese húmedo y pegado, y la desenrollé lo suficiente para ver prístinamente las letras de su título en sus fotogramas. Ahí me dije: “este caballero me va acobrar miles por esta película”, pero me arriesgué a preguntarle: “¿cuánto pides por ella?” Y él sin pensarlo un segundo me dijo, “$200 pesos”. Suerte que los tenía en mi cartera y allí mismo se los di y firmamos un papel. Luego vino la odisea de transferirla a beta digital, que era el mejor formato de entonces, pues carecíamos de moviola o de proyector -al que tampoco me arriesgaba el exponer- y este favor nos lo hizo gratuitamente el amigo cineasta Ángel F. Rivera cuando dirigíalos laboratorios de WIPR TV. Ángel F. Rivera fue parte del crewtécnico de YER AMARGO y no podía evitar su sorpresa al ver una película que había hecho 40 años atrás.

 

Entonces fue cuando pude apreciarla totalmente y les confieso que quedé fascinado con ella.  No solo por su calidad directoral, o su guión, sino por su importancia en el proceso de desarrollo de nuestra definición de lo que es Cine Puertorriqueño en su temática.

 

Hoy la película ya se encuentra en el dominio público, y por eso la podemos seguir viendo en varias plataformas, aunque sus rollos originales fueron víctimas de la negación por parte de pasadas presidencias del Ateneo de recursos para la preservación y de las inundaciones del Huracán María. AYER AMARGO es un importante momento en la creatividad infinita del Maestro Amílcar Tirado, quien pudo verla y agradeció emocionado el Homenaje que se le hizo cuando la estrené ese mismo año. Estreno al que se presentaron dos de los tres niños actores y que Marta Romero saludó efusivamente en la prensa y recordó como uno de sus más importantes trabajos.

 

AYER AMARGO nos confirma lo que siempre hemos pensado del cine y que ha sido materia de larga discusión entre los que lo hacemos. ¿Qué se considera una película puertorriqueña realmente “exitosa”?, ¿las taquillas que vende? o¿el tema de que trata?, o los actores, o los escenarios y el paisaje, o la sicología que expresa sobre nuestros males coloniales, nuestra salud mental, nuestros sueños rotos……. ¿qué podemos llamar cine puertorriqueño? ¿Un cine realizado UNICAMENTE por puertorriqueños? Es una historia compleja y extensa que hoy no podemos discutir a cabalidad. Pero nos queda AYER AMARGO como la mejor motivación para comenzarla.

 

Muchas gracias.

 

 

 

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page